Empresa

¡Una mirada retrospectiva de cara al futuro! 65º aniversario de WIWA

A partir de 1946, al salir de su trabajo como mecánico de precisión en la empresa Leitz (Wetzlar) colaboraba con el fundador de WIWA, Wilhelm Wagner, en un refugio antiaéreo fabricando boquillas para la maquinaria de protección de cultivos. Posteriormente, en 1950 se fundó de manera oficial Wilhelm Wagner KG. Tras este acontecimiento, le encomendaron encargos para la fabricación de pistolas surtidoras y motores de aire para los equipos de lubricación. Desde 1958 se fabrican equipos de lubricación propios.

 

Durante la recesión económica, entre los años 1967 a 1968, Wilhelm Wagner tomó el camino correcto en el momento adecuado. En noviembre de 1967 se presentó en Múnich el primer pulverizador de pintura Airles 2000. En 1970, las primeras instalaciones de la empresa ya se habían quedado pequeñas y se construyó un nuevo edificio en la calle Gewerbestraße (Lahnau-Waldgirmes) que todavía hoy sigue siendo la sede de WIWA. La empresa celebró su 60° aniversario en 2010 pero el enfoque orientado hacia el futuro todavía determina nuestra manera de pensar y nuestras acciones. El aumento de la capacidad de producción es un deber de WIWA. En la sede central de Lahnau-Waldgirmes se inauguró en enero de 2007 una nueva nave de fabricación que asegurará la ubicación de la producción en Alemania por mucho tiempo.

Wilhelm Wagner, el fundador de WIWA
Sede de WIWA en Lahnau (1970), WIWA Airless 2000